¿Sabías que ya se encuentra vigente la nueva normativa que regula la contaminación acústica de obras civiles en CABA?

La Ciudad de Buenos Aires se caracteriza por ser un centro urbano de gran superficie, en constante cambio y crecimiento, por lo que resulta cotidiano ver edificios construyéndose prácticamente en todos los barrios porteños. Las obras que se observan van desde arreglos en la vía pública, cambios de veredas, juegos en las plazas, hasta grandes infraestructuras públicas como por ejemplo los proyectos: Paseo del Bajo, viaductos de ferrocarriles, pasos bajo nivel y escuelas públicas, entre otras.

Cabe destacar que las obras civiles no son solo de índole pública, sino también son de ámbito privado. En efecto, en los últimos años ha crecido notablemente el número de obras privadas que se han llevado a cabo en todos los barrios de la Ciudad. Principalmente, suelen ser desarrollos inmobiliarios y complejos destinados a la actividad comercial.

Durante el desarrollo de las obras civiles se generan diferentes impactos ambientales que perjudican en determinada manera la calidad de vida de los vecinos. En este sentido, uno de los principales perjuicios ocasionados se debe a la contaminación acústica. Esto se evidencia en la cantidad de denuncias por ruidos molestos en la Ciudad debidas al ruido producido por estas actividades. Obviamente, su efecto es mayor cuando la actividad se desarrolla en zonas residenciales y/o en los horarios de descanso. Sólo basta con ver las cantidades disponibles en la web de datos abiertos del Gobierno de la Ciudad para darse una idea de la magnitud.

La Agencia de Protección Ambiental (APrA) es el organismo encargado de verificar el cumplimiento de la Ley N° 1540/04 dentro del ámbito de la CABA, cuyo objeto es “prevenir, controlar y corregir la contaminación acústica que afecta tanto la salud de las personas como al ambiente”. Recientemente, APrA publicó la nueva Resolución 305/2019 APRA que incluye una serie de indicadores del impacto ambiental de obras civiles entre los cuales se incluye el impacto acústico.

Una de las principales características de la resolución, es que incluye a toda obra cuyo destino final no esté contemplado dentro de las actividades que se consideran potencialmente contaminantes por ruidos o vibraciones. Es decir, amplía el objeto de aplicación de la evaluación de impacto acústico a actividades que no se encuentran alcanzadas por el Anexo IX del Decreto N° 740/APRA/07

Los indicadores presentados en la resolución establecen una cota, que al ser superada, exigen a quien esté llevando adelante la obra la presentación de un Informe de Evaluación de Impacto Acústico (IEIA) ante la APrA.

¿Qué características debe tener un proyecto para que la APrA solicite la presentación de un IEIA?

  • Debe encontrarse próxima a establecimientos de salud, educativos, u otros usos sensibles.
  • Establecerse en un Área de Sensibilidad Acústica de características residenciales o comerciales.
  • Potencial afectación a una gran cantidad de ciudadanos. Se evalúa la población por radio censal.
  • Tiempo de duración de obra mayor a 2 años. Estas obras se consideran críticas.
  • Contar con jornadas de trabajo que incluyan horarios de descanso (período nocturno).

Desde Acoustic Solutions celebramos la iniciativa de la Agencia de Protección Ambiental y creemos que es un primer paso para analizar y controlar el impacto acústico de estas actividades, que tanto afectan a los vecinos.

Dentro de nuestro staff contamos con Ingenieros de Sonido dedicados específicamente a la acústica ambiental y que cuentan con años de experiencia en esta temática.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *